jueves, 15 de enero de 2009

Encuentro


Yo presentí que nos íbamos a entender. Pude desamarrarme de mis palabras, mirar tus ojos y escucharte con mi prehistórico instinto animal. Compartimos el valor de un día de sol, la mansa canción del agua, el brillo misterioso de las piedras. Anduvimos la orilla del lago: vos en tu cuatro por cuatro, yo en mi dos por uno. Fuimos felices, sí. Fue bueno conocerte. Antes de irme te bauticé Sheerazade. Porque supe que me hubieses acompañado mil y una noches. Y me pareció que Rimsky-Korsakov me hablaba con su música desde las pequeñas olas.
Cuando me fui, volví la mirada para verte por última vez.
Me sentí un perro


Rodolfo Augusto Nasta

13 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Sentirse como un perro..me dejaste pensando Yo nunca me sentí así ...Diferente tu texto vas cambiando a diario me gusta.
Besos

Rodolfo Nasta dijo...

Hola Mucha: bienvenida tu visita. Lo de "sentirse perro" no es poco. Fijate en algunas personas, fijate en los perros... Y verás que es un halago
Y en cuanto a lo de "cambiar"... qué se yo, voy y vengo. Alguien dijo que "el agua que no corre se queda estancada y se pudre". Sería algo así, no?
Abrazo

Mar y ella dijo...

Siempre le tuve miedo a los perros,y creo que aún soy capaz de dar la vuelta la manzana para llegar a casa si veo uno por ahi; este miedo tiene un fundamento no es una acción caprichosa de mi parte. Hasta que llego a casa Antonia una perrita cocker ,de piel blanza y manchas negras......y aqui esta a mi lado,puedes creer que se pone feliz cuando llego,todos estan sorprendidos de mi con ella....y tienes razón de llos debemos aprender de la incondicionalidad ,de su mirar a los ojos,de lo feliz que les hace que tu mano se deslice por su cuerpo y ellos te hacen mil cabriolas para que sigas.
Muchas veces cuando vez a nuestros pares odiandose,por nada,me pregunto quienes son los animales........????
Un abrazo
Mariella

María Verónica Barzola dijo...

Una sola vez me sentí como un perro. Fue una noche de abril, cuando giré la vista desde dentro de un taxi para verlo por ultima vez. Él se quedaba parado en la vereda con la vista fija en mis ojos. Sabía que horas después habría un avión, un océano, un "para siempre" que se destruía...

Ana Gabriela dijo...

Esta si es una mascota !!! yo tengo mis atorrantes perros , que me acompañan bajo la luna .
bello paisaje poeta
Un beso
( que buena musica )

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Interesante manera de hacer amistad.
Entiendo eso de sentirte como un perro (no creo que se refiera a la palabra textualmente), pero si sé, lo que es sentir la comunicacion con los animales y es fantastica, te felicito por esa amistad.
Saludos

Lucina dijo...

Su amor incondicional, y tan solo con esa dulce mirada pueden lograr tanto..
Unos versos muy lindos, como la foto.
Un beso

Rodolfo Nasta dijo...

MAR Y ELLA: el hombre es el único animal que desea más de lo que necesita. Esa es la gran diferencia antropológica con el resto de los animales. Ningún pichicho come de más, ningún depredador mata lo que no va a comer, etc.
Somos jodidos animales. Y algunos más que otros... jé.
Insisto: probá con eso de "San Roque, que este perro no me mire ni me toque"

Abrazo y beso
Rod

Rodolfo Nasta dijo...

VRÓNICA querida: tengo el lagrimal flojo. Me hizo empañar los ojos tu comentario. Y recordé con amor un perro que yo tuve y que... bueno, algún día te cuento
Un besote
Rod

Rodolfo Nasta dijo...

ANA: los perros "atorrantes" suelen ser los más fieles. Como nosotros, viste? Al menos yo desconfío un poquito de aquellos pares que se vanaglorian de algunos méritos...
Un beso y te imaginoen tu paisaje serrano con tus fieles amigos
Cariños
Rod

Rodolfo Nasta dijo...

CELIA: gracias por tu visita. Has acertado con el sentido. Y algún dí quizá suba al blog un escritito que tengo por allí que se llama justamente "Cuando sea perro".
Un saludo fraterno para tí, mujer sensible veo
Rodolfo

Rodolfo Nasta dijo...

LUCINA querida. Gracias. Es bueno saber que otros nos entienden y tienen "sintonías" similares.
Me gusta leerte y verte.
Unn beso poetisa
Rod

CRistela dijo...

Beber la vida, lamer la vida y llegar hasta la frontera de esa piel que traspasamos con todo el empuje de quien huye a sus adentros - Abrazo -