domingo, 1 de febrero de 2009

Ahí andan...


Será porque,
como dice el poeta
descendiente de Xangó:
"...hoje e sàbado...",
se me aceleró la "saudade"...
Viejos fantasmas
recorrieron el vino,
se treparon a mi boca
y vomitaron adentro
toda esa vieja tristeza
o nostalgia
o no se qué carajo...
Pero ahí andan,
tras el vidrio y el licor:
los fantasmas


Rodolfo Augusto Nasta
Paraná, enero de 2009.