miércoles, 18 de marzo de 2009

Imaginerías orográficas...


Cordillera

Me escurrí
debajo de tu blusa
y tomando el camino
de cintura
comencé a trepar
lentamente
por tu ladera
espalda,
"zigzaguié" en tus
clavículas cornisa,
me deslicé
entre tus
pechos duna
y regresé a explorarlos
pues los creí montañas.
Más no eran sísmicos
volcanes
sólo el frío de mis manos
encendiendo
los picos
de tus ansias.

Rodolfo Augusto Nasta