miércoles, 25 de marzo de 2009

Tiempo de naufragio


Viejo capitán,
perdiste el rumbo.
¿Qué magnetismo
interpolar
dislocó tu brújula?
A veces el mar es traicionero
Se viste de blancas espumas
espeja cielos,
nos arrulla
en canción queda
con sus olas
Un día
la paz torna en tormenta
Viejo capitán:
deberías saberlo.
Debajo de las mansas
aguas verdes
acechan los
corales
endurecidos por el tiempo.
Ten a mano por las dudas
tu bitácora.
Ella cabe en el raído
bolsillo
y aún ante el naufragio
guiará
el recio madero
de tu quilla destrozada
hacia alguna nueva playa,
promesa otra vez
de otra rutas
otros sueños
otros mares.

Porque yo sé
que nunca
echarás anclas.


Rodolfo
Marzo 2009