miércoles, 23 de septiembre de 2009

- Mariposas... -


Ella sembró
delicadas
mariposas en sus labios.
Él, torpe
zumbón,
se lanzó a su corola
de rosa convocante.
Con una suave brisa
de prudente ternura
cerró sus pétalos.
“Sólo mariposas…”
dijo.

Su mirada antigua
descifró la lectura
de sus ojos:
“Besos mariposas”…
pensó,
y comenzó
a aprenderla.