miércoles, 3 de noviembre de 2010

- No la pensé... -


No la pensé.
Apenas presentida
se escurrió y está.
Acaso quiera un día
aflorarme en la piel
cansada de surcos.
Y entonces este rumor
arterial que la adivina
pinte colores en mi rostro
y levante torres
con gallardetes de esperanza
en su homenaje.
Y yo le rinda,
a sus pies,
mi silencio.


Rodolfo Nasta
Octubre de 2010

viernes, 1 de octubre de 2010

Un sobre de azúcar y...


El diario pasaba distraído bajo mis ojos.
“Nos encontramos en el café”-, había dicho ella. Su voz al teléfono había sonado alegre y decidida.

El mozo depositó las dos tacitas en mi mesa de siempre. Acostumbrado a verme solo, me miro con un aire de curiosa complicidad y se fue. Era nuestro primer café compartido, y a mi usanza anticuada, yo tomé un sobrecito y pregunté

- ¿Azúcar o...?
No me dejó terminar. Con voz susurrada me dijo:
- Uno de azúcar, y dos besos…-

Me tomó por sorpresa. Sonreía esperando que cumpliera su pedido. Yo, algo turbado, miré el familiar entorno. Rasgué un sobrecito de azúcar y volqué el contenido en su taza. Luego, como a sabiendas de una travesura, tomé con mis manos las suyas y deposité en cada una un leve beso.
- ¿Así está bien?-, pregunté
Me miró con picardía, tomó la tacita y bebió su café.


Rodolfo Nasta
Paraná, Abril de 2009.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Era solo a la siesta...


Las siestas sin la solapa
ya no son lo mismo.
La hora del sol perezoso
la lagartija inquieta
las hormigas sin acechos.
Ya no hay solapa en las siestas.
El hoy es hoy.
Los miedos adultos
no se refugian en el sueño simulado
de la infancia.
Nos llevan a terapia.
Y allí evocamos la solapa
con más miel que miedo

miércoles, 9 de junio de 2010

La Reina


Es una reina.
Tal vez
lo ignora
detrás de
la autocensura
de sus años.
Pero resplandece
magnífica
en el borde
de su lecho,
quitando
de su cuerpo
los últimos vestigios
de pudor, antes de girar
su rostro transformado
hacia el inquieto
remanso de deseo
que la espera…

jueves, 8 de abril de 2010

Aburrido


La vida transita
una expectativa cada día.
Voltea páginas
sin puntos ni apartes
más nunca iguales.
Nos pasa del aquí al allá
del sí al no.
O al más, o al menos.
Vamos a ciegas de lo que vendrá.
Y ahí está la historia,
la sal, la miel o la cicuta.
El qué será que nos mantiene
interesados en esto de vivir.

Si no, sería aburrido...

viernes, 19 de febrero de 2010

- DESALEGRÍA -


Mi única alegría
es la de otros.
Voy en
marcha sinfín,
y vuelvo
una y otra vez
a atravesar
mismas historias
La vida
sin sentido
como
circulo infinito
de sueños multicolores
sin arribar
a nada
sintiendo
en mi interior
esa música
repetida.
Es aquí
es allá
una y otra
vez
certidumbre
de que voy
y que no alcanzo.

Vivo sí cariños
temporarios.
Todo es fugaz,
olvido
y desenfado.

Y aunque
me alienten
pese a ello,
cuando el
vértigo cesa
voy sintiendo
mi cansancio
Mi deseo
infinito
de llegar,
la recompensa.
de una mano
de caricia prolija
al recorrerme.

Cierta paz.
Esa penumbra.
El perfume conocido
Y ese brillo
fugaz
de caballito
calesitero
estucado
de sueños.

Rodolfo
Paraná, 18 de febrero de 2010


Dedicado a mi amiga virtual, Isabel Estercita Lew, defensora de calesitas, "artes y utopías" y otras yerbas...

martes, 9 de febrero de 2010

Comenzar de nuevo...




Al comienzo de un nuevo año las musas parece que "andan de vacaciones".
Se me ocurrió subir este maravilloso "Comencar de novo", en la impecable versión de Simone e Ivan Lins.
Ojalá sea la bienvenida para futuras pariciones literarias