martes, 12 de abril de 2011

"Y el amor..."


Siempre fue igual el juego del amor."…El milagro de existir… el instinto de buscar…” La vida a contramano en las veredas. Rayuela de empujar la piedra y encomendarse a dios que caiga en el casillero adecuado.
La lluvia acaricia los rostros pero borra el dibujo de tizas de colores. Transitamos las distancias de encontrarnos y encontramos la distancia al alcance de la mano.
Vaya sueño éste mágico de vencer el tiempo a cococho de un amor sin caerse. Hace falta una montura mínima. En pelo apretaremos las piernas en vano hasta escurrirnos sin remedio.
Vamos por el hueco del encuentro, la maravilla del encastre.
Pero el rompecabezas es frágil y apenas se recuerdan las figuras… Nos perdemos entonces en pasados que cortaron mal las partes. Algo no encaja de repente. “Y el amor…, y el amor…” como la piedra ya sin tiza no encuentra la casilla que adecuada la contenga para llegar al cielo. Ha llovido. El amor queda en el suelo.




Rodolfo
Flamingo
Paraná – 31-03-11