martes, 13 de noviembre de 2012

- ACASO... -

Tal vez
se enamoró de la mujer
que no debía.

Ella dedicó los mejores
espacios de su vida
a forjar un futuro
sin desvelos.
Y así quedaron huérfanos
los tiempos
que el amor requiere.

Hoy
ella vive aquél futuro
y acaso está segura.
Más es sola
y desganada su alegría.
No es tibia la morada
que ya no es compartida.

El tiempo pasó con su porfía.

Tal vez él siga
enamorado de ella
o recuerde acaso
cuanto la quería.

Mas el tiempo pasa en su porfía...

4 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Quizás sí se enteró.
Pero no quiso decirlo-
Te dejo un abrazo

Rodolfo Nasta dijo...

Hola Alicia, tanto tiempo. No, nunca lo supo, doy fe. Son los juegos de las palabras guardadas para uno mismo.
Un beso

Anónimo dijo...

Precioso, Rodolfo!
Guillermina

Rodolfo Nasta dijo...

Gracias Guille. Un halago siempre tenerte como lectora. Cariños