martes, 13 de noviembre de 2012

- ACASO... -

Tal vez
se enamoró de la mujer
que no debía.

Ella dedicó los mejores
espacios de su vida
a forjar un futuro
sin desvelos.
Y así quedaron huérfanos
los tiempos
que el amor requiere.

Hoy
ella vive aquél futuro
y acaso está segura.
Más es sola
y desganada su alegría.
No es tibia la morada
que ya no es compartida.

El tiempo pasó con su porfía.

Tal vez él siga
enamorado de ella
o recuerde acaso
cuanto la quería.

Mas el tiempo pasa en su porfía...